Se firma el convenio colectivo del metal


Tras 9 meses de negociaciones, 26 días de paros y huelga durante mayo y junio, altercados en las calles, trabajadores detenidos y ruptura en la unidad sindical y patronal, al fin se ha firmado el nuevo convenio colectivo del metal en Pontevedra.
El documento ha sido suscrito por CC.OO. y UGT, en el ámbito sindical; y por Asime, Atra y Feca, en el empresarial. Se negaron, por tanto a ratificarlo Instalectra y Foncalor, que representan a las empresas de instaladores eléctricos y fontanería y calefacción, respectivamente, y la CIG.
Una de las incógnitas que se desvelará en los próximos meses es si las dos patronales que no firmaron el acuerdo, INSTAELECTRA y FONCALOR, van a asumir unas subidas salariales que han rechazado en todo momento al enteder que ponen en grave peligro el futuro de algunas empresas.
Los sindicatos ya han advertido que seguirán muy de cerca el cumplimiento del nuevo convenio en estas dos partes del Metal pontevedrés aunque, en todo caso, lo que la propia patronal deberá resolver es si continúan o no como esa amalgama de intereses que ha perjudicado, más que ayudar, a la resolución de este largo conflicto laboral que se cierra hoy.

El texto consensuado prevé una vigencia de tres años y un incremento salarial de 3,85 puntos por encima de la subida de los precios, que en el primer año sería del IPC más un 1,10 puntos; en el segundo se sumarían 1,50 puntos al indicador y, en el tercero, 1,25.
Además, se ha regularizado la nueva normativa de la Ley de Igualdad, que hay que adaptar al Acuerdo Marco del Metal que agrupa los 56 convenios de las provincias a nivel estatal.
Otro de los temas fundamentales, la jornada laboral, no se verá modificada hasta el año 2012, momento en que se incrementarán en dos las horas de libre disposición, por lo que la jornada anual seguirá siendo de 1.764 en cómputo anual

0 comentarios:

Busca aquí lo que no encuentres en el blog

Búsqueda personalizada