¿Que es la Patronal?




En términos de relaciones laborales la patronal es el grupo de personas e instancias en las que se toman las decisiones que afectan la contratación, condiciones de prestación de servicios y despido de los trabajadores en relación de dependencia. La patronal o el empleador es quien crea un puesto de trabajo y lo ofrece con el fin de que sea ocupado por un trabajador bajo su dependencia y a través de un contrato de trabajo.

En algunas ocasiones se confunde "empleador" o "patronal" con "empresa", aunque estrictamente los términos difieren considerablemente, porque la empresa también está integrada por los trabajadores que pertenecen a ella, a la vez que la expresión incluye los activos de la misma y empleados jerárquico (gerentes y directores) que no son empleadores.

El término "patronal" o "empleador" también se identifica con "capitalista" o "inversor". Sin embargo ambos también registran diferencias notables, desde el momento que un capitalista o un inversor, suelen no conocer en detalle la gestión de las empresas en las que invierten, e incluso pueden ser personas sin capacidad jurídica (niños, inhabilitados, etc.).

En el caso de España, instituciones como las Cámaras de Comercio e Industria vienen a suplir la desaparición de los gremios a lo largo del siglo XIX, ya desde un punto de vista claramente empresarial. El proceso de industrialización español hará que sea en Cataluña donde aparezca la patronal más fuerte: el Fomento del Trabajo Nacional.

Los años terribles de enfrentamiento con métodos de terrorismo entre patronales y sindicatos en la Barcelona de los años 1920 terminarán con la Dictadura de Primo de Rivera, que plantea un modelo paternalista de corporativismo para la resolución de los conflictos sociales, a imitación del modelo fascista de Mussolini en Italia.

Tras la experiencia de la Segunda República española, en que los sindicatos de trabajadores tienen gran protagonismo (sistema de jurados mixtos), la Guerra Civil española y el Franquismo llevarán al modelo falangista del Sindicato vertical, en el que empresarios y trabajadores comparten institución representativa.

La transición a la democracia representó la disolución del modelo franquista y, junto a la libertad sindical para los trabajadores, la formación de múltiples asociaciones empresariales que se federaron en la CEOE y la CEPYME (esta última, de la pequeña y mediana empresa).

En el sector agrario funcionan las Cámaras agrarias, como institución oficial formada por representantes elegidos en votaciones periódicas; y las asociaciones de agricultores de distinta orientación (ASAJA, COAG -que integra a varias organizaciones regionales, como la Unió de Pagesos en Cataluña-, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, etc.) que responden generalmente a un modelo reivindicativo y de movilizaciones y manifestaciones similar al sindical y muy espectacular (tractoradas, vertido o regalo de alimentos, etc.). El común interés en defender los precios agrícolas, las subvenciones, cuotas y otras políticas agrarias de la Unión Europea (PAC); agrupa situaciones personales muy diversas e incluso intereses divergentes, dada la diversidad social de los propietarios y gestores de las explotaciones agrarias (explotación familiar directa, explotación indirecta por arrendamiento, explotación por jornaleros), los distintos tamaños de éstas (minifundio, latifundio, propiedades medias) y las particularidades de cada subsector (cerealista, viti-vinícola, olivarero, vacuno -diferenciado en lechero y cárnico-, ovino, porcino, avícola, tabaquero, azucarero, arrocero, cítricos, invernaderos, etc.).

0 comentarios:

Busca aquí lo que no encuentres en el blog

Búsqueda personalizada